Por qué las mujeres no pueden vestir de blanco en el Vaticano

Entre todas las prácticas que un visitante debe de cumplir mientras está en Vaticano, el código de vestimenta es una de las más estrictas.

Más que una de las instituciones religiosas más poderosas del mundo, el Vaticano se ha convertido en una especie de sociedad secreta con normas y costumbres tan extrañas o exclusivas que es posible que ni siquiera el mismo Papa —quien debe de estar al tanto de todas ellas— comprenda del todo. Desde exorcismos, hasta una bóveda secreta que resguarda documentos tanto sagrados como no religiosos, los misterios que rodean a ésta, la máxima casa de la Iglesia Católica, son demasiados y de naturaleza muy oscura. Sin embargo, hay otras costumbres y movimientos que, a pesar de estar a la vista, no podemos llegar a comprender al cien por ciento.

De entre todas estas prácticas, la evidente presencia de un código de vestimenta para entrar a la Santa Sede es una de las que más nos intriga, especialmente el que deben seguir las mujeres que se presentan frente el Papa.

Es gracias a su calidad de representante de Dios en la Tierra que al sucesor de San Pedro en turno se le otorgan una serie de “beneficios” ante los fieles. El primero de todos es el color que luce frente a sus seguidores. Para crear un halo de pureza y superioridad casi divina, el Sumo Pontífice tiene que vestir siempre de blanco al recibir alguna visita, ya sea en sus oficinas o en cualquier sitio dentro del Vaticano. Al mismo tiempo, a cada primera dama o personalidad femenina que visita al Papa —como Melania e Ivanka Trump, quienes visitaron a Francisco I en mayo de 2017— se le exige vestir de negro e igualmente incluir una mantilla de dicho color.

─ ¿Ya viste esto? ─  27 TRUCOS PSICOLÓGICOS PARA MANIPULAR LA MENTE Y LAS EMOCIONES DE LAS PERSONAS

¿Por qué hemos visto mujeres vestidas de blanco frente a los Papas en diversas ocasiones? Sólo hay dos posibles respuestas a esta pregunta. Es posible que dicha escena se haya dado en un lugar fuera del Vaticano, como cuando Angélica Rivera y Enrique Peña Nieto recibieron al Papa en nuestro país. En este caso la situación es algo como: “mi casa, mis reglas”; de modo que las normas del Papa no tienen injerencia en los sitios en donde es huésped.

Las reinas Sofía y Letizia de España, Paola y Matilde de Bélgica; además de otras cuatro personalidades de la realeza europea han sido quienes recibieron lo que se conoce como “privilegio del blanco”. El segundo caso es una especie de indulto que el papado le otorgó a las reinas católicas que fueron fieles a la Iglesia incluso cuando todo el mundo parecía volverse al protestantismo; aún así, como o una especie de reverencia hacia el papa, muchas de las mujeres que gozan de ello deciden vestirse de negro como lo haría cualquiera.

─ ¿Ya viste esto? ─  ¿CADA CUÁNTO TIEMPO DEBES TENER RELACIONES SEGÚN TU EDAD? DESCÚBRELO

Como cualquier país o sociedad, el Vaticano se sostiene en sus costumbres y cada uno de los secretos que presuntamente se esconden entre sus paredes; de esta manera, incluso cuando no parece necesario, la Iglesia y su máximo representante adquieren cierto estatus frente al mundo que cada día parece respetarlo un poco más.